Con dinero baila el perro

Escribir esto no fue fácil. Me preguntaba si debería de iniciar con algo como “Esta historia no es mía”, pero luego reflexionaba, “bueno, tal vez”. Así estuve unos cuantos minutos y he llegado a la conclusión de que sí es mi historia por que estoy metida en esto hasta el dedo, sin embargo no juego…

Qué difícil es acostarse con alguien en esta ciudad.

Voy a comenzar a escribir una historia que aún no tiene fin, pero que perfectamente sé que va a terminar 3 metros bajo tierra. Prefiero adelantar el luto. Supongo que, como en todo grupo anónimo, tengo que presentarme primero. Hola, soy Angie. (Hooola, Angie.) Tengo 26 años, soy diseñadora gráfica, y no sé hacia dónde…