No eres suficiente.

Estoy de vuelta en Argentina. El país que tanto odias y que según tu nos separó. Esta es mi manera de perdonarte, perdonarme y dejarnos ir. Recuerdo llegar de Buenos Aires y decirte que ya no me ibas a querer por que yo había cambiado mucho… Cambié más los dos años posteriores. Tengo un dolor…